Cumpliendo el Acuerdo de Paz comparto y promuevo los valores presentes en la Declaración de Principios para la Evolución Consciente de la Madre Tierra, el Decreto Ejecutivo Madre Tierra y la Encíclica Laudato Si.

La Declaración de Principios

La Declaración de Principios para la Evolución Consciente de la Madre Tierra fue avalada en todos sus extremos por el Consejo Nacional de Rectores como un instrumento “para la reflexión y el compromiso” en torno a los siguientes valores: 

1- Restablecer nuestra relación consciente con nuestra Madre Tierra.

2- Respetar y coexistir con todas las formas de vida y su diversidad.

3- Asumir nuestra responsabilidad individual y colectiva como agentes de transformación pllanetaria.

4- Reformular nuestras estructuras de organización social y humana co-creando la Geo-Humanidad.

5- Realizar nuestro propósito vital, innovando en cada aspecto de la vida consciente.

6- Utilizar y explorar con responsabilidad nuestras potencialidades, soltando las principales restricciones humanas.

7- Utilizar la capacidad co-creativa depositada en nuestra esencia integral para activar los códigos genéticos que favorezcan la evolución consciente.

8- Compartir con todos los seres los beneficios de la expansión de la consciencia planetaria.

9- Vivir de forma sostenible, en armonía y gratitud con lo que nos rodea.

TEXTO COMPLETO

Captura de pantalla 2017-12-21 a la(s) 09.50.02

El Decreto Madre Tierra

El 22 de abril del 2016 el Presidente de Costa Rica, Dr Luis Guillermo Solís, el Ministro de Ambiente y Energía y las Ministras de Educación Pública y Cultura y Juventud, firmaron el Decreto Madre Tierra, con el propósito de “promover en la conciencia nacional el sentido de responsabilidad personal y colectiva, con la preservación de los equilibrios vitales y la importancia de desarrollar formas de vida más armónicas con la naturaleza”.

En este decreto histórico se reconoce la imperante necesidad de “sumar ese sentido de responsabilidad personal a la meta país de convertir a Costa Rica en Nación Carbono Neutral, para que cada costarricense logre una nueva reconexión con la Madre Tierra y se sienta responsable de minimizar y compensar su huella ecológica”.

Mediante el Decreto Madre Tierra se autorizó a las instituciones públicas a realizar “actividades que contribuyan a crear en los y las costarricenses, desde los primeros años de vida, una nueva relación con el Planeta, en la cual cada persona sea responsable de vivir una vida en armonía con la naturaleza”.

El decreto permitió a Fundación Gaia desarrollar la campaña Yo Soy la Respuesta, para llevar la firma y el cumplimiento del Acuerdo de Paz Madre Tierra a las instituciones del Estado, a la empresa privada, a la educación pública obligatoria y a los destinos de turismo de bienestar.

presidente firma decreto circulo

La Encíclica Laudato Si

La Encíclica Laudato Si da un nuevo significado moral al mandato católico del Génesis de dominar y someter la Tierra. En la Encíclica se proponen nuevos valores y se afirma que es inaceptable buscar el desarrollo o bienestar humano a costa de la destrucción de “nuestra casa común”.

La encíclica promueve la consciencia planetaria con responsabilidad personal y la necesidad de hacer cambios en el estilo de vida, a través de un proceso de transformación personal que incluya un cambio ed valores.

El Papa Francisco es muy claro en indicar que cada uno de nosotros y nosotras es la esperanza de la humanidad y que el “futuro” es una construcción colectiva, dándole así un papel esencial a la responsabilidad personal en la solución de los grandes retos que enfrenta la humanidad.

Mientras Gaia considera que cada persona es responsable de lo que pasa en la Tierra, es la esperanza de la humanidad y la respuesta de los problemas que enfrenta, el Papa Francisco considera que la protección de “nuestra Casa Común” es un imperativo moral y que cada persona es responsable de la solución a sus problemática actual. En sus propias palabras: 

 “Basta una sola persona para que haya esperanza, y esa persona podés ser vos”.     .

LaudatoSi roud
10259929_909202862510345_5064514210602094805_n