Oso gana juicio para salir del zoológico

IMG_3832-740x357

Las altas Cortes de Colombia han determinado que los animales son seres sintientes y no cosas, por lo que tienen derechos.

Colombia.- El zoológico de Barranquilla tiene un plazo de 30 días para trasladar a “Chucho”, oso de anteojos andino que se encuentra en cautiverio, a la Reserva Natural de Río Blanco en Manizales, la cual fue su casa durante 18 años. De no ser enviado a este lugar, debe ser trasladado a “una zona mejor que se adecúe a su hábitat, con plenas y dignas condiciones de semicautiverio”, así lo determinó la Corte Suprema de Justicia.

Luis Gómez Maldonado, representante del oso, indicó que a pesar de que Chucho vivía en el resguardo de Manizales, fue enviado al zoológico de Barranquilla “quedando condenado a un cautiverio permanente, conducta que el legislador ha querido erradicar a través del principio de protección animal”.

En esta decisión la Corte Suprema cita a intelectuales ambientalistas y asegura que las altas Cortes han determinado que “los animales son seres sintientes y no cosas, por lo que tienen derechos”. Con esos argumentos, el alto tribunal estableció que los animales pueden ser beneficiarios de hábeas corpus, recurso que tienen los ciudadanos para pedir su libertad cuando son detenidos de manera ilegal.

El alto tribunal recordó que en Colombia se han creado leyes que penalizan el maltrato animal pues el poder humano se ha tornado “desmesurado e irresponsable”, ignorando que “es el hombre quien pertenece a la naturaleza”.

Fuente de Artículo REA, Información Inteligente. Nayarit. Con información de El Tiempo del 28 julio, 2017.

El oso andino

El oso Andino, Tremarctos ornatus, también llamado oso frontino u oso de anteojos vive a lo largo de la Cordillera de los Andes. Es la única especie de oso sudamericano y puede ser encontrada en una franja angosta desde el oeste de Venezuela a través de la zona Andina de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, hasta el noroeste argentino. El hábitat del oso Andino puede incluir el bosque nublado, bosques secos y páramos u zonas de pastizales de altura. El oso Andino es una de las “especies en peligro” en el Ecuador, principalmente por la fragmentación y destrucción de su hábitat debidas a la rápida expansión de la agricultura, la ganadería y la extracción maderera.  Los osos Andinos son una especie clave con un rol fundamental en la dinámica de los ecosistemas en los que viven. Se sabe, por ejemplo, que en la zona de Íntag, dentro del bosque nublado y páramo del Ecuador, los osos arrancan la corteza de ciertos árboles, causando que estos individuos mueran prematuramente lo cuál permite la formación de claros dentro del bosque nublado, espacios en los que los rayos solares alcanzan el suelo para que los árboles pequeños puedan crecer, promoviendo la regeneración de la vida dentro del bosque. Los osos Andinos son muy ágiles y a menudo trepan árboles y se movilizan entre ellos en busca de bromelias y frutos, esta actividad también contribuye a la formación de pequeños espacios para que la luz circule. Al alimentarse de frutos silvestres, los osos son también importantes dispersores de semillas dentro de los ecosistemas de bosques nublados y páramos, vitales pulmones planetarios, fuentes de agua dulce y elementos esenciales del ciclo natural del agua.

Sobran las razones por las que el oso andino debe ser protegido.

 

Comments are closed.