La neurociencia revela cómo la gratitud literalmente cambia tu cerebro para hacerte más feliz

la-gratitud (1)

A menudo oímos hablar del poder de la gratitud por crear un estado mental más positivo y feliz. Pero ¿sabía usted que la gratitud literalmente transforma tu cerebro?

Según el Centro de Investigación de la Atención Integral de la UCLA, expresar gratitud cambia literalmente la estructura molecular del cerebro, mantiene la materia gris funcionando y nos hace más sanos y felices.

Cuando sientes felicidad, el sistema nervioso central se ve afectado. Eres más pacífico, menos reactivo y creas menos resistencias. Y la gratitud es la práctica más efectiva para estimular los sentimientos de felicidad.

En este artículo compartiremos algunas de las investigaciones que demuestran que la gratitud te hace más feliz, seguido de algunos pasos prácticos que puedes tomar para transformar positivamente la estructura molecular del cerebro.

Estudios sobre la gratitud que indican que te hace más feliz

En un estudio de gratitud, realizado por Robert A. Emmonsat de la Universidad de California en Davis y su colega Mike McCullough en la Universidad de Miami, a los participantes asignados al azar se les dio una de tres tareas. Los participantes guardaban un diario cada semana, con un grupo describiendo las cosas que ellos se sentían agradecidos, otro describía lo que las fastidiaba y el otro estaba haciendo un seguimiento de los eventos neutrales. Después de diez semanas, los participantes en el grupo de gratitud se sentían un 25 por ciento mejor que los otros grupos, y habían prolongado el ejercicio un promedio de 1,5 horas más.

En un estudio posterior de Emmons con una configuración similar, los participantes que completaron los ejercicios de gratitud cada día ofrecieron a otras personas en su vida más apoyo emocional que los de otros grupos.

Otro estudio sobre la gratitud se llevó a cabo con adultos que sufren de trastornos neuromusculares congénitos (NMD), con la mayoría de las personas que tienen síndrome post-polio (PPS). En comparación con aquellos que no anotan lo que agradecen cada noche, los participantes que expresaron gratitud se sintieron más revitalizados al despertar cada día. También se sentían más conectados con los demás que los participantes del grupo no expresaban gratitud.

Un cuarto estudio no requirió un diario de gratitud, pero observó la cantidad de gratitud que la gente muestra en su vida cotidiana. En este estudio, un grupo de investigadores chinos encontraron que los niveles más altos de gratitud se asociaron con mejor sueño, y también con niveles más bajos de ansiedad y depresión.

Dormir mejor, con menos ansiedad y depresión. Algunas razones convincentes para expresar gratitud más regularmente.

Tres sencillos pasos para ser más agradecido:

Si solo tienes tiempo para una oración muy simple, diga esta simple palabra; “gracias”.

Vale la pena tenerla en cuenta a medida que vayas adquiriendo importancia sobre la determinación de tus prácticas diarias y rutinas.

Aquí hay tres pasos prácticos que puedes tomar para infundir rutinas de gratitud en su vida.

1) Mantenga en un diario tres cosas por las que agradecer o por las que te sientes agardecido. Esto funciona bien a primera hora de la mañana, o justo antes de ir a la cama.

2) Hacer la práctica de decirle algo que aprecias de tu pareja o amigo todos los días.

3) Mira en el espejo cuando te cepillas los dientes, y piensa en algo que has hecho bien recientemente o algo que te gusta de ti mismo.

 

 

1734454453572537f6708273.85804645_gracias

 

Leave a reply

** *

Your email address will not be published. Required fields are marked*